miércoles, 30 de mayo de 2012

Sí , es así .


Supongo que es así, de esta forma. Es un martes por la noche tirada en tu cama cuando te das cuenta de lo que es realmente la vida. Llega así de pronto y te jode todos tus planes de futuro. Te saca de tu sueño, tu burbuja, tu nube,en fin, como quieras llamarlo. Y es ahora y no otro momento en el que yo quiero contaros lo que he aprendido, que sí, puede que os interese bien poco, pero precisamente una de las cosas que he aprendido es que a veces la gente que no te conoce se interesa más por tu vida y por las cosas que tienes que decir que las personas que saben incluso tu número de pie. Pues bien, de la misma manera he aprendido que es importante hacer caso de los consejos de los demas cuando eres pequeño, pero cuando creces tienes que aplicar por ti mismo esos consejos y modificarlos a tu antojo. Por ejemplo, a mi de pequeña me enseñaron que lo importante es tener siempre una meta, algo por lo que luchar y superate, y todo eso es así porque se supone que si lo consigues, es decir el éxito de uno mismo te trae la felicidad, pero si fracasas lo que debes hacer es mirar hacia delante y no retroceder nunca. Pues claro que no, vale bien , tiene su parte de razon pero no toda. Yo pienso que hay éxitos que a la larga son fracasos , y que cuando fallas tienes que mirar hacia atras para ver en que has fallado y corregirlo. Con más o menos quince inviernos encima me he dado cuenta de que mi verdadera y única meta es ser feliz, por encima de todo y de todos, ye que el "todo" me importa bien poco , lo que necesito es el "todos" y creo que hasta ahora lo tengo, rectifico, lo he tenido. Amigos tengo menos de los que me gustaría , pero más de los que necesito. Hoy se que me falta la sonrisa de algunas personas aqui conmigo , que perdi hace tiempo , algunas por tonterias , ya sabes personas que las ves por la calle y les dices "hola" mientras piensas, pero, ¿ que fue lo que nos paso?Otras que bueno, digamos que estaran en algun sito por ahí arriba apoyandome siempre , pero que tambien están aquí abajo en mi corazón , y se que de aquí no se pueden marchar. Una vez. mi profesor de biología me dijo que cuando un corazón deja de latir, la persona , muere. Os puedo asegurar que eso es mentira cochina, que mientras los recuerdos sigan dentro de tí, nunca se marchará de tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario